Luces de bohemia de Ramón del Valle Inclán [RESEÑA]


Titulo: Luces de bohemia

Autor: Ramón del Valle Inclán

Género: Literatura

Editorial: S.L.U. ESPASA LIBROS

Fecha: 2018

Páginas: 304

ISBN: 9788467033274

Autor de la reseña: Begoña

Reseña de Luces de bohemia

Voy realizar la reseña de un relato que condenó todo en una infección desencadenada por el enlace que perforó la piel de su muñeca, y también otro que rechazó el relato del enlace, así como la prueba clínica mencionada (o fue simplemente un rumor clínico) que verificó que la batalla fue mucho más importante que un simple rasguño en la muñeca. Cualquiera que sea la razón de la muerte de su brazo izquierdo, por algún factor he tenido realmente problemas para dividirlo en mi mente del único tipo armado de El Fugitivo. Supongo que tengo en mente al tipo armado que tiene barba, como lo hizo Valle-Inclán.

La historia detrás del nombre se informa cerca del final de la publicación cuando Max Estrella, el terrible personaje principal, comienza a hablar sobre los espejos cóncavos del Callejón del Gato y también sobre cómo los héroes de la época clásica mostrados en el espejo desarrollan el esperpento, con la terrible visión de la presencia española comunicada adecuadamente con un visual metódicamente deformado. En su representación, en cambio, avanzada del lado monstruoso de la vida bohemia madrileña, Valle-Inclán se conforma con los pasos de varones como Quevedo (que utilizó el estilo picaresco como coche para jugar con el lenguaje en algunos métodos impresionantes en El buscón) y también Francisco Goya (que repintó algunas imágenes genuinamente desconcertantes de los miedos de la batalla y también de la básica vileza de la comunicación humana). Supongo que más que nada el tipo de discusión ofrece al escritor la posibilidad de sumergir totalmente al visitante en el lenguaje de los bares, prisiones, zonas de atrás así como de las carreteras donde vive y también fallece Max Estrella, frecuentemente acompañado por su compañero de consumo de alcohol Don Latino de Hispalis.

Desea que Max lo acompañe a la librería donde un hombre llamado Zaratustra ha comercializado un puñado de duplicados de la publicación de rimas de Max por una ración. Después de buscar sin éxito más dinero, Max y también los latinos se trasladan al bar, toman algunas bebidas, recorren las carreteras, se topan con algunos jóvenes grotescos modernistas que admiran a un poeta nicaragüense en concreto, y también acaban en la cárcel (bueno, los latinos no, pero Max sí). Al final, la excelente celebridad de las obras literarias madrileñas existe muerta en la entrada de su vivienda, y también Rubén Darío vuelve para tener una última conversación con el propio escritor, que se manifiesta en el tipo del Marqués de Bradomín, un personaje pseudo-autobiográfico de una más de las publicaciones de Valle-Inclán.

Sin embargo, aprecié absolutamente el hecho de que el medio estaba mal formado en un método que no salvaba a nadie. Era agradable ver a un Rubén Darío monstruoso, por ejemplo, ya que su personalidad seguía manteniendo un encanto específico así como el respeto por sí mismo también después de obtener la terapia del espejo cóncavo. Max también era una personalidad impresionante, así como estaba motivado para ir y también rastrear la última publicación de Alejandro Sawa, la que salió después de su fatalidad así como la que los amigos de Max desean sacar después de su fatalidad.

Al final el escritor actúa y también revisa su producción imaginaria con una de las personalidades. Quizás si las personalidades de Niebla bajaran al Callejón del Gato y también invirtieran algún tiempo en la galería de espejos, el espectador informal las vería sin duda como Max, latino y también de negocios.

… en el comienzo, cuando el globo era joven, había un montón de ideas fantásticas, sin embargo, no hay tal punto como una realidad. Guy hizo los hechos por sí mismo, así como cada hecho era un compuesto de un excelente montón de ideas poco claras.

El viejo había anotado cientos de realidades en su publicación. Estaba la realidad de la virginidad así como la realidad del interés, el hecho de la amplia gama así como de la indigencia, de la segunda mano así como del despilfarro, de la negligencia y también del desierto.

Y después ocurrieron los individuos. Cada uno de ellos, a medida que aparecía, se encontraba entre los hechos, así como algunos que eran bastante sólidos, ocupaban muchos de ellos.

Fueron las realidades las que hicieron a los individuos grotescos. El anciano tenía un concepto bastante sofisticado que preocupaba el tema. Era su concepto de que el minuto entre los individuos tomaba entre los hechos a sí mismo, lo llamaba su realidad, así como el intento de vivir su vida por ella, terminó siendo un monstruo así como el hecho de que acogió terminó siendo una falacia.»

En algunos casos fue prácticamente tan simple: la manada de modernistas transformada en grotesca por su entusiasta aceptación del hecho del Darío Parnassus, latino hecho monstruoso al enganchar tantas realidades como pudo, el hecho de la financiación y también la realidad de la avaricia… también Max Estrella, aferrándose a la realidad de París y también a la presencia bohemia. ¿Por qué estos dos hombres llegaron a ser influenciados por el concepto de una publicación de grotescos a principios de los años 20, uno en América Central y otro en España?

Max también era de una personalidad impresionante, y también fui influenciado para ir y también rastrear la última publicación de Alejandro Sawa, la que salió después de su fatalidad, así como la que los buenos amigos de Max desean sacar después de su fatalidad. Estaba el hecho de la virginidad así como la realidad del interés, el hecho de la riqueza y también de la penuria, de la segunda mano así como del despilfarro, de la negligencia y también del desierto. Su concepto era que en el momento en que uno de los individuos tomaba uno de los hechos para sí mismo, lo llamaba su hecho, así como intentaba vivir su vida por él, terminaba siendo un monstruo y también el hecho que aceptaba llegaba a ser una falacia».

En algunos casos fue prácticamente tan simple: la manada de modernistas se transformó en grotesca por su entusiasta aceptación del hecho del Darío Parnassus, Latino hecho monstruoso al asumir tantos hechos como pudo, el hecho de los recursos y también la realidad de la avaricia… también Max Estrella, aferrándose al hecho de París así como a la presencia bohemia. ¿Por qué estos dos hombres se motivaron por la sugerencia de una publicación de grotescos a principios de los años 20, una en América Central y otra en España?


Titulo: Luces de bohemia

Autor: Ramón del Valle Inclán

Género: Literatura

Editorial: S.L.U. ESPASA LIBROS

Fecha: 2018

Páginas: 304

ISBN: 9788467033274

Autor de la reseña: Begoña

1 comentario en “Luces de bohemia de Ramón del Valle Inclán [RESEÑA]”

  1. Gran reseña de luces de bohemia, estaba buscando algo como esto para un trabajo en el instituto. Me va a venir genial, gracias

    Responder

Deja un comentario